Carlos Cruz Diez: orgullo y talento venezolano a todo color

Carlos Cruz Diez es considerado el máximo representante del arte cinético venezolano, desde pequeño sintió inclinación por el color y las artes plásticas, teniendo gran influencia de sus padres en su gusto por la literatura, arte, música y teatro. El dibujo y una gran caja de creyones se convirtieron en su actividad e instrumento favoritos a través de los años.

Estudió en la Escuela de Artes Plásticas y Artes Aplicadas de Caracas, alcanzando en 1945 el lugar de profesor para artes manuales y aplicadas, a partir de ese momento trabajó en diseño gráfico para varias publicaciones de Caracas y como director artístico de una empresa de publicidad.

Entre 1955 y 1956 viajó a París y Barcelona para realizar investigaciones sobre el color.

Tras su regreso a Caracas, creó un Estudio de Artes Visuales dedicado a las artes gráficas y el diseño industrial, y prosiguió sus investigaciones sobre la fenomenología del color.

Durante algún tiempo, el Maestro Cruz Diez fue profesor de Artes Plásticas en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela y, dirigió la Cátedra de Investigaciones Cinéticas de la Escuela Superior Nacional de Bellas Artes.

En 1960 el Maestro Cruz Diez decide instalarse definitivamente en París con su familia, ciudad a la que consideraba como su segundo hogar luego de Caracas, en la que continuó desarrollando sus investigaciones y creando maravillosas obras que hoy pueden ser apreciadas en colecciones permanentes de importantes museos como: Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York;​ Tate Modern en Londres; Centre Georges Pompidou en, París;​ Museum of Fine Arts en Houston;​ Wallraf-Richartz Museum en Colonia; Musée d’Art Moderne de la Ville en París, entre otros.

Carlos Cruz Diez, Jesús Soto y Alejandro Otero, fueron los grandes exponentes del movimiento cinético de Venezuela, que se desarrolló a lo largo del siglo XX, hasta convertirse en uno de los más destacados de Hispanoamérica.

El Maestro Carlos Cruz Diez falleció en Paris el 27 de Julio de 2019 a la edad de 95 años, dejando un legado invaluable para el arte universal.

Share this page Share on FacebookShare on TwitterShare on Linkedin

Close

FBC Insights