Cacaos de Venezuela: Obras de Juan Andara Nieto

Juan Andara Nieto es un Artista Plástico nacido en Maracay, Estado Aragua. De formación Perito Agropecuario, Entomólogo, recorre el mundo de la investigación de los colores y formas de la naturaleza, recibiendo del paisaje y su entorno toda su magia.

"Nuestro Cacao es, ha sido y será una fuente de inspiración inagotable para el arte y la cultura venezolanos. Todos aquellos que trabajan alrededor de este fruto ancestral promueven una cultura dedicada y enfocada en los valores del trabajo honesto, productivo e inspirador. Como miembros de la CCIAVF nos complace presentarles mi obra, especialmente la Colección Cacaos de Venezuela." - Juan Andara Nieto.

"Como pintor naturalista, el artista destaca cada golpe de luz, cada rugosidad y cada degradación de color como si se estuviera contemplando la escena a cielo abierto. Cuánta luminosidad, cuántas sombras y cuántas texturas pueden surgir de la corteza del tronco del árbol de cacao. Con este detalle, Andara desarrolla una fuerza de plasticidad interpretativa, como si la corteza de la madera fuese una obra en sí misma o un universo independiente de la composición, del conjunto. Lo mismo puede observarse en el cacao y sus múltiples tonalidades, de la vegetación reinante y su profusión de manchas. La perspectiva, lograda mediante distintos niveles de saturación y de luz, ejerce una atracción inevitable, invitando a recorrer senderos amables, de gran serenidad y equilibrio existencial.

Ante tales tonalidades, texturas y volúmenes que recrean, con prolijo detalle, la apariencia del entorno natural, nos encontramos con una composición de considerable realismo. Un manejo riguroso del pigmento se une a los rítmicos contrastes de luces y sombras y a una paleta polifacética, con buena saturación cuando la textura lo requiere y con suaves transparencias cuando la diafanidad del paso de la luz lo demanda. El discurso plástico construye, por tanto, un lenguaje poético, lleno de frescura y de armonía. Los colores vibrantes del follaje, de los frutos y de las flores, otorgan una carga expresiva que enriquece su condición orgánica y, por consiguiente, toda su energía vital. De modo que las obras transmiten la sensación térmica de los rayos solares y las fragancias y sabores de los frutos del campo." - Esperanza Mundó

Share this page Share on FacebookShare on TwitterShare on Linkedin

Close

FBC Insights